miércoles, septiembre 19, 2007

El pensamiento débil

Ahora que hay elecciones y a los políticos les entran las prisas por contentar a la plebe viene bien reflexionar sobre las tendencias del pensamiento contemporáneo... sí, ese que versa sobre lo políticamente correcto, ese en el que el bien o el mal (inexistentes en la naturaleza) se convierten en una moda convenientemente utilizada. ¿Servirá de algo nuestro voto?

"Frente a una lógica férrea y unívoca, necesidad de dar libre curso a la interpretación; frente a una política monolítica y vertical del partido, necesidad de apoyar a los movimientos sociales trasversales; frente a la soberbia de la vanguardia artística, recuperación de un arte popular y plural; frente a una Europa etnocéntrica, una visión mundial de las culturas."

Gianni Vattimo

7 comentarios:

golondrina dijo...

Vale, pero frente a la futilidad y la apatía, dejemos la transcendencia de nuestros votos. Siempre sirve para algo. Tal vez no para todo lo que deseáramos, no para alcanzar el podio de nuestras expectativas de un salto, pero si para ascender en la escalera minipeldaño a minipeldaño. Arduo, tedioso o exasperante, es un camino hacia la prosperidad, y debemos hacernos partícipes y debemos sentirnos responsables de todo lo que ocurre, a pesar de que resulte más sugestiva la postura acomodaticia de criticar por criticar, sin mover ni tan siquiera un dedo, aunque si la lengua, por un cambio prolífico aunque sea de mínima envergadura.

ByO

Sario dijo...

Optimismo grande ande o no ande. Discrepo, la prosperidad es inalcanzable en el mundo en que nos ha tocado vivir globalizado, capitalista y falso -antinatural y marketiniano- La evolución del hombre no tiene sustento. Aunque no deja de ser una opinión sobre los hombres (y mujeres ¿donde pongo la @?) creada por otro hombre, nuestro voto va para la taza del váter directamente. Sí esa donde mean y cagan las multinacionales (las que nos dan trabajo y permiten vivir) y los poderes de facto (los que generan opinión y nos permiten pensar).

Sario dijo...

,,,,,,;;, (los signos de puntuación que faltan), pelotas, mierda, joputas (los tacos que no sabía donde encajar en el comentario anterior). Es que cuando me enciendo se me olvida reeler el texto ;-)

acrata dijo...

El mundo de hoy en día es una mierda, es cierto. Está dominado por las multinacionales, es cierto. El futuro es cada vez más incierto, mientras el presente es cada vez más desesperante, también es cierto. Pero ante todo, siempre debemos conservar la esperanza de que las cosas pueden cambiar (aunque sea poco a poco) ya que toda esta basura genera cada vez de forma más espontánea y enérgica una reacción que está dando otro punto de vista a las cosas.

El tema de votar o no, siento que aunque prácticamente es indiferente el partido que gobierne, aunque no exista el partido ideal (ni creo que vaya a existir nunca), simplemente por contribuir a deshacer mayorías absolutas, a una mayor diversidad parlamentaria, división de ideas, debate político, o simplemente a renovar los asientos y evitar "incómodos acomodamientos" en el poder; por algún motivo merece la pena ir a votar. Sobre todo para todos aquellos que no confían en la política y que están echando a perder tanto voto que podría aportar mucha energía renovadora y diversa a la política nacional.

Un saludo, bonito blog.

Sario dijo...

cuando llegue el momento, probablemente, iré a votar, como siempre, aunque me quedará el regusto amargo, la sensación de estar dentro de un sistema donde no acabo de encajar, como siempre. Sigo sin entender muchísimas cosas... aunque mi fuerza y visión positiva de la realidad es el mundo de la red (algunos llaman virtual) donde me muevo como pez en el agua. Parece que la política mira de reojo , y empieza ha hacer guiños a los movimientos de la red. Quizá ahí está mi esperanza. Espero que no perviertan el último reducto libre que queda. Ya se verá.
Este blog, tiene algo de almacén de datos, memoria histórica y algo de autoterapia, así es que disculpad mis salidas de tono.
Saludos

golondrina dijo...

¡¡no te disculpamos!!

jajaja

ES TU BLOG, DI LO QUE TE SALGA DE LAS MISMÍSIMAS PELOTAS.

Iba a decirte que no te disculparas, pero si es lo que quieres hacer, pues también eres libre para eso

ByO

Sario dijo...

cierto es ello golondrina... pero me lo pedía el cuerpo, nada más
besos